Poemas

Ríos de nácar©

Rios-de-nácar

Belleza escondida en el suave tacto

que se inventa junto a cada movimiento

en el cadencioso vaivén donde la emoción

acunada y protegida, se olvida

de alguna postrera pena;

las rosas envidian tanta paz

y la brisa se viste de gala para murmurar

todos los te quiero.

 

En este universo sosegado

de colores y silencios,

de calmas ganadas y arrullos que llevan,

la palabra pierde su fuerza y su razón,

imponiéndose el abrazo y…

una lágrima que cae,

va dibujando en su río de nácar,

una nota que suena a verdad.

©Jpellicer


Somos©

Somos©

Somos la canción que entre sus notas nos lleva,

la música suave que llega al corazón;

somos la experiencia de la luz

en el umbral desconocido de la esperanza;

un roce con la exquisita sencillez de la fragancia

asidos del alma al instante de místico silencio

abrazados a lo que fue nuestra última palabra.

 

Somos como ayer y como mañana

en las quimeras desbaratadas

por los que dejaron de estar;

la ira y la vergüenza

en la cara oculta de nuestras noches mas oscuras;

somos los trozos de perdón

que quedaron esparcidos en los arrabales de la indiferencia,

somos como ellos;

… somos todo.

En este hoy de sombras,

de eclipses de amor en horas confundidas;

en este mar cautivo de sueños

entre solitarios acantilados,

vamos siendo los gigantes pequeños

que perdieron la fuerza

en los templos construidos de amarguras.

 

Camina el hombre

siguiendo la estela de lo que dicen que es,

…de lo que dicen que somos.

©Jpellicer

__________________________________

Hablando con la vida©

Hablando con la vida©

Con manos entrelazadas

camina la esperanza

en la certeza de la huella imborrable,

en la quietud de una verdad

que se siente… que se espera.

Pasos imposibles que va dejando el hombre

en su vida que también es su muerte,

con la mirada olvidada en algún lugar por descubrir,

con el aliento prisionero de la emoción por llegar;

camina el hombre abrazado a la esperanza,

nómada eterno en su propia oración.

A sus espaldas la vida, que ya no es;

quedando los recuerdos amasados

por lágrimas que se olvidaron

y besos que tan deseados fueron.

Se va perdiendo el hombre

en su ayer… que se le va escapando;

quedando solo…

hablando con la vida.

©Jpellicer


Mimos para los ojos©

Mimos para los ojos©

(para María Luisa, que sabe de silencios y bellezas…)

 

Flor que te inventas cada día,

haciéndote esperar…

que llegas envuelta

en mágica y bella danza

con el beso del rocío

regalando mimos para los ojos

y caricias para el alma;

miedo a perderte en la confusión del día,

gozo de saberte, de nuevo,

cosida a cada amanecer.

Son los corazones enamorados

prisioneros de tanta belleza

dejándose morir, como aquél primer día,

en las suaves alas de las mariposas;

aleteos de silencios

tras estelas de pasión.

Pequeño gran detalle,

verte y no verte:

sentirte y no poder poseerte

©Jpellicer


Viejos puertos de la vida©

Viejos puertos de la vida ©

Unidos a los momentos

por las delicadas hebras de los días,

y abandonados a la suerte de los perdidos

en los lances inolvidables

de los trasiegos del amor,

vamos como aquellas viejas barcas

lamiendo las orillas de la vida,

buscando refugio, amarrados,

aferrados al tiempo del ayer

confundidos entre las nubes de los recuerdos.

Queda en la mirada grabado el gesto,

la palabra en el corazón;

confundido el beso entre el murmullo de las olas

y las caras, que ya no se ven, robando un nuevo ocaso;

van quedando amontonadas las soledades, todas,

también las vividas entre risas y sueños.

Como la viejas barcas de aquél viejo puerto

se siente el hombre atado a lo que fue;

viviendo la caricia de la brisa,

sintiendo en las manos los mimos de la sal,

buscando la orilla…

…sin saber llegar.

©Jpellicer


Se adivina la luz ©

 Se adivina la luz

Se adivina la luz más allá de la noche

donde descansa la pena

quedando enhiesto y vivo el recuerdo

de presencias doblegadas por ausencias,

dejando al aire el aroma de las caricias

y los silencios de las despedidas.

Se adivina la luz en las sombras

de los paseos cogidos de la mano

en el mañana que canta a la esperanza,

en este presente que mata la certeza

de todo cuanto ha de llegar,

se adivina el canto libre que escapa a la emoción

y la mística de la palabra te quiero;

se adivina la pureza del sentimiento

que vive preso en este azul impuesto.

Que vivo pegado a la luz que no llega

soñando despierto el mañana que espero,

que vuelo sin alas, sin rumbo ni tiempo

creyendo llegar sin haber podido ser,

que vivo pegado a la luz

que va dejando la sombra de tu figura

que ya no está.

©Jpellicer


Los silencios de los días vividos©

Los silencios de los dias vividos©

El silencio de los días

se hace más profundo que los abismos

de la propia conciencia,

más fuerte que el dolor que se intuye

en el gesto retorcido de la pena;

más verdadero que el frio

que dejan las palabras inventando

los surcos de miseria que sin azotar

laceran todas las voluntades.

Refugio donde asilarse, reclinar la cabeza

y escuchar el adiós de otro momento

que se siente ajeno;

para sentir la calma que olvidó

a su paso la tormenta que afligió el corazón,

refugio para sentirse vivo después de muerto.

Silencios en danza con las soledades del alma

acunando lágrimas que buscan su horizonte

para perderse en las arrugas infinitas

de una faz desconocida, en otro día vivido.

Jpellicer©2015


Lágrimas inocentes ©

Lágrimas inocentes

(Obra fotográfica de la Colección “Canto a la Naturaleza” que el lector podrá ver en http://www.jpellicer.com)

En mi descuido brota la inocencia

que me traslada a crueles e inhóspitos

campos donde se pierden lágrimas hijas del horror.

Con pinceles de muerte pintadas

van quedando mudas y esparcidas por los surcos

de la vida que ya no importa,

ya no buscan ni esperan caricias ni consuelos

ni palabra de aliento ni mirada de ternura,

pintadas de muerte, equivocadas, bajan por los surcos

necesitando olvidar su hoy… -¡maldito recuerdo!-

que para tantos ya es ayer.

 

Lágrimas que sin saberlo ya son libres,

que en su pena ríos de esperanzas dejando fueron,

que hicieron justicia de sus silencios

y de su vida miserable el más bello de los cantos

que el día recién esclarecido jamás escuchó.

Muriendo por la vida y viviendo por la muerte

son las lágrimas inocentes, todas,

las que arrancan en este hoy triste una palabra…

¡Basta!

Son las lágrimas inocentes, todas,

las que haciéndose palabras buscan tu boca para decir…

¡Basta!

©Jpellicer2014

* Recitando poemas: “Soñar” y “El oficio de escribir” en el IV Foro Poético del Real Casino de Murcia (Enero 2015)


El desatino de los recuerdos©

El desatino de los recuerdos

Te alejas con el desatino de los recuerdos,

con el aire que se niega a acariciar

los momentos que siempre fueron

futuro incierto de los sueños;

te alejas y tras de ti una estela de silencios

se inventa la cadena que esclaviza

al sinuoso presente que tampoco se ve.
Marchas donde mueren las esperanzas,

donde el cielo se deja atravesar por la montaña,

donde el juglar no pudo cantar a la noche

-y yo le escuché-;

marchas con el recuerdo asido a los anhelos,

con el dolor repartido

y con la pena que sólo busca en la sonrisa

un motivo para levantar la mirada.
Has marchado lejos,

eres un imposible en mi tiempo,

un color desfigurado por la mano temblorosa

del pintor que no quiso ser;

donde las huellas van dejando el rastro

de todas las ausencias,

y donde las palabras no se escuchan

porque también ellas, ayer que también es mañana,

… quisieron morir.

Jpellicer©2015

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: